lunes, diciembre 13, 2004

El Blogo Feroz

Fantasías Joaquinvicentezcas
de ayer y hoy,
presentan:
El Blogo Feroz.

Había una vez un Blogo Feroz que caminaba por las tardes sin un centavo para irse a echar unos tacos, y se encontró en el camino la cabaña de palma que un Becario Cochinito se construyó con su cheque mensual de Congarte.
Soplaré, soplaré y soplaré, le dijo el Blogo al Becario Cochinito.
Me vale madres, le respondió el animalito.
El malandro del Blogo sopló y sopló y sopló más, y la cabaña hecha a base de palma y hojas de papel de sus correcciones, se dispersó por el cielo azul.
El becario Cochinito se fue chillando y gritó: Te voy a acusar con Margarito Cuellar, güey.
Pero el Blogo Feroz, como todo Blogo Estepario de sangre fría y narrativa vil, siguió caminando con el pecho en alto y la brisa vespertina golpeándole el rostro.
Se encontró la cabaña de madera, de otro Becario Cochinito.
Soplaré, soplaré y soplaré, le dijo.
¿Tú y cuántos más, güey?, le cuestionó el animalito, que en esos momentos redactaba su ponencia para el siguiente Festival de las Letras.
Sopló y sopló más, y rúmbale con las maderas de techo y muros. El Becario Cochinito salió como alma que lleva el diablo, gritando que lo iba a acusar con Rosy Loyola.
Ya bien creído como los Rayados del Monterrey antes de perder el bicampeonato -pinches Pumas-, camina hasta toparse con una casa de interés social, pero de las que tienen blocks de a deveras, y descubre que los tres Becarios Cochinitos lo observan desde la ventana.
Sopla, sopla y nada.
Sopla, resopla, y de nuevo nada.
Sopla y dice: ¿Qué pedo?
Al final el Blogo Feroz cae rendido, sin aire, y con una sentimental lagrimita escurriéndose por el párpado.
Salen los tres Becarios Cochinitos y lo patean para terminar abusando sexualmente de él. Los burócratas culturales han ganado de nuevo. Los malitos siempre ganan.

1 Comments:

Blogger Coffee Maker said...

Excelente.

10:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home